La balanza por cuenta corriente de la zona del euro tuvo un superávit de 11.000 millones de euros (17.380 millones de dólares) durante el cuarto trimestre de 2007, frente a los 9.800 millones de euros (14.406 millones de dólares) de igual periodo de un año antes. Según informó el BCE, los países que comparten el euro registraron los mayores superávit con EEUU, Reino Unido y las naciones que se unieron a la Unión Europea (UE) en 2004 y 2007. Al mismo tiempo, el área euro tuvo déficit con el grupo de "otros países (las naciones fuera de la UE que no pertenecen al G-10), Japón y las instituciones de la UE.
En la cuenta financiera, las inversiones directas y por cartera tuvieron unas salidas netas de 26.000 millones de euros (41.080 millones de dólares), frente a las entradas netas de 38.000 millones de euros (55.860 millones de dólares) del trimestre anterior. La balanza por cuenta corriente mide los ingresos y pagos al exterior por intercambio de mercancías, servicios, rentas y transferencias. A final del cuarto trimestre del pasado año, la posición de inversión internacional tuvo obligaciones netas de 1,3 billones de euros (2 billones de dólares) con el resto del mundo (15% del Producto Interior Bruto). La balanza de pagos recoge las transacciones comerciales y financieras de un país o grupo de países en relación con otros y está compuesta de la cuenta corriente y la cuanta de capital.