La Audiencia Provincial de Madrid ha estimado el recurso de apelación presentado por El Corte Inglés y ha ordenado revocar la sentencia que le obligó a pagar a César Areces Fuentes 98,5 millones de euros por su participación del 0,68% en la compañía, frente a los 35 millones de euros ofrecidos por la empresa, según la sentencia. Así, la Justicia da la razón a El Corte Inglés y estima que el valor de las 390.905 acciones, que posee el sobrino de Isidoro Álvarez por vía hereditaria, validado en el fallo del Juzgado de lo Mercantil no se corresponde con su valor razonable.