La Agencia Internacional de la Energía prevé que la demanda de petróleo mundial crezca a un ritmo más acelerado en 2008 de lo que se estimaba en un principio, mientras que las reservas destinadas a posibles interrupciones del suministro han caído por debajo de la media quinquenal. En su informe mensual sobre el mercado del crudo, la agencia -responsable de la gestión de la seguridad energética de los países que forman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económco- indica que su revisión alcista se basa en una revaluación de la demanda de etano y otras materias primas, que son empleadas para productos petroquímicos en Oriente Medio, y sobre todo en Arabia Saudí.
Además, señala que su proyección asume un sólido crecimiento continuado de la demanda de petróleo en los países que no pertenecen a la OCDE y un invierno sin anomalías. La agencia eleva su previsión de demanda de crudo mundial para el año que viene en 170.000 barriles diarios a 87,8 millones de barriles al día, lo que representa un crecimiento del 2,5%. Su pronóstico de crecimiento de la demanda de petróleo para 2008 ofrecido el mes anterior fue del 2,3%. La AIE añade que el número de días de cobertura que garantizan las reservas de la OCDE descendió a finales de octubre a un nivel inferior al promedio de cinco años, 52,6 días.