Según la Agencia Internacional de Energía (IEA siglas en inglés), nuestro planeta podría albergar el doble de gas natural del que se pensaba hasta el momento.

Según la experta de la propia agencia AIE, Anne-Sophie Corbeau, "con el ritmo de consumo actual, el mundo tiene garantizado 250 años de gas natural, gracias al gas "poco convencional" situado en el interior de la corteza terrestre". Pero nuevas estimaciones sitúan esta cifra muy por encima de los 250 años.

Según Corbeau, "los nuevos proyectos puestos en marcha se centran en la obtención de nuevos recursos a los que antes no podíamos acceder". Aunque hace hincapié en que aún es pronto para saber si su explotación resultará rentable. Según ha comentado a la BBC "el gas almacenado es inmenso". "Unos años atrás EEUU necesitaba importar gas. En 2009 se ha convertido el mayor productor de gas a nivel mundial. Esto supone un fenómeno increíble".

EEUU logró este cambio a través de un gran desarrollo tecnológico mediante el cual, las empresas involucradas en el proyecto, descubrieron una técnica para acceder a enormes bolsas de gas por medio de pequeñas explosiones.

Según Corbeau otros países tratan en estos momentos de replicar el éxito norteamericano, localizando bolsas de gas atrapado en varios tipos de roca, en lugares que antes se antojaban imposibles de acceder. Según la experta, la oferta de gas natural convencional está asegurada para los próximos 60 años, incluso para otros 60 años si los ingenieros son capaces de acceder a nuevas bolsas de gas.

Además admite que hay una gran incertidumbre acerca de la cantidad de gas no convencional que es posible obtener, pero asegura que la mejor estimación es que las nuevas fuentes obtenidas alargarán esta oferta de gas durante 250 años a los ritmos de consumo actuales.

Reservas actuales de Gas Natural por países: