El mundo se enfrenta a la "tercera crisis del petróleo" a causa del rápido incremento en la proporción de crudo necesario para el crecimiento económico, según Nobuo Tanaka, director de la Agencia Internacional de la Energía (AIE). En unas declaraciones a la agencia japonesa Kyodo, Tanaka afirma que el incremento en la proporción del gasto en petróleo necesario por cada punto de crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) mundial será del 6% en 2008.En 1974, tras la primera crisis del petróleo, este indicador fue del 3,7% y en 1980, durante la segunda crisis, se elevó hasta el 7,3%.
No obstante, Tanaka apuntó que la razón principal de esta crisis es diferente a las dos anteriores, en las que el problema estribó en un recorte de la oferta. A su juicio, la causa de la crisis actual se encuentra en que la oferta no alcanza a satisfacer "la creciente demanda" de países como China, la India y otras economías emergentes. Para Tanaka, la crisis del petróleo actual se debe a "problemas estructurales", es decir, que entre 1980 y 2000 no se invirtió lo suficiente en la industria del petróleo. Durante muchos años, la economía creció a un ritmo más rápido que los precios del crudo, pero desde finales de los 90 se invirtió esta ecuación a pesar de que el mundo fue incrementando su eficiencia en el consumo de petróleo, aseguró. Tanaka concedió que parte del incremento del precio del petróleo se debe a la inversión de "hedge funds" (fondos de alto riesgo), pero apuntó que es "difícil" explicar la implicación de esos agentes en el precio del crudo.