La agencia de noticias Thomson Reuters dejará de cotizar en la Bolsa de Londres en un intento de simplificar la estructura de la compañía surgida en 2007, según acordó ayer el consejo de la compañía, informa el diario 'Financial Times'. De este modo, la multinacional pondrá fin a un periodo de dos años marcados por la disparidad en las cotizaciones de las acciones del grupo en función de si cotizaban en Londres o Toronto. De hecho, las acciones británicas de la empresa cotizaban un 10% por debajo del nivel de las norteamericanas y actualmente el 95% del capital social del grupo está en manos de inversores de fuera de Reino Unido.