La actividad económica se mantiene 'en general débil' desde finales de abril en Estados Unidos, con una desaceleración del consumo debida a la disparada del petróleo y de los productos alimentarios, indicó el miércoles la Reserva Federal (Fed) en su Libro Beige. 'Los gastos de consumo se desaceleraron desde el último informe, los ingresos fueron afectados por el alza de los precios de la energía y de los productos alimentarios', explicó la Fed en su informe.
Esta publicación del banco central estadounidense, que da cuenta de una desaceleración de la actividad desde noviembre, la describe como 'en general débil', entre finales de abril y mayo. 'Los informes dando cuenta de costes de producción más elevados han sido frecuentes', agregó la Fed, señalando el empuje de la inflación. El "Libro Beige" indica que los mayores costes de la energía también parecen haber afectado al turismo interior. Asimismo, el informe constata que el mercado inmobiliario residencial continúa "débil" en la mayoría de los distritos. "Los gastos de consumo se desaceleraron desde el último informe, los ingresos fueron afectados por el alza de los precios de la energía y de los productos alimentarios", explicó la Fed en su informe. "Los informes dando cuenta de costes de producción más elevados han sido frecuentes", agregó la Fed, señalando el empuje de la inflación.