Al igual que el S&P500, JP Morgan pierde la directriz alcista desde los mínimos de mediados del año pasado, al tiempo que completa una formación bajista con proyección en 42,5 dólares, a un 8% de caída adicional.

El volumen crece en las caídas, acorde a la formación de techo temporal. Esperamos que con sus sesiones de rebote, se vaya estructurando a la baja durante algunos meses.

Recomendación: VENDER