JP Morgan Chase acaba de comunicar al regulador estadounidense que su beneficio durante el tercer trimestre de 2008 fue de 3.600 millones de dólares. El BPA se ha situado en 0,82 dólares, frente a una previsión de 0,49 dólares; es cedir, casi el doble.

El resultado del banco, cuya cifra de negocio neta alcanzó los 28.780 millones de dólares (19.322 millones de euros), refleja el buen comportamiento de las divisiones de banca de inversión y gestión de activos, que ganaron un 118% y un 23% más respectivamente, compensando los malos resultados de la unidad de tarjetas y servicios financieros minoristas.

El banco estadounidense JPMorgan Chase obtuvo un beneficio neto de 3.588 millones de dólares (2.407 millones de euros) en el tercer trimestre del año, lo que supone un crecimiento del 31,8% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según informó la entidad, que abre la temporada de resultados para los grandes bancos de EEUU, ya que Bank of America, Citigroup y Goldman Sachs también harán publicas sus cuentas esta semana.

Por otro lado, las provisiones por pérdidas crediticias alcanzaron los 9.802 millones de dólares (6.580 millones de euros), un 47% por encima de la cifra destinada a esta partida en las cuentas del mismo periodo de 2008 debido a las mayores pérdidas relacionadas con los préstamos a hogares y la cartera de tarjetas de crédito.

De este modo, los activos en riesgo de mora de JPMorgan Chase sumaban 20.400 millones de dólares (13.704 millones de euros) a 30 sde septiembre, más del doble que hace un año.

El presidente y consejero delegado del banco, Jamie Dimon, expresó su satisfacción con los resultados cosechados por la entidad, aunque advirtió de que "los costes de crédito se mantienen altos y permanecerán así en un futuro próximo para las carteras de préstamos al consumo y tarjetas de crédito".

Asimismo, el máximo ejecutivo de JPMorgan afirmó que, a pesar de observar algunos signos iniciales de estabilidad en el crédito al consumo, "no existe certeza aún de que esta tendencia continuará".

En los nueve primeros meses del ejercicio, JPMorgan obtuvo un beneficio neto de 8.450 millones de dólares (5.673 millones de euros), un 72% más que hace un año, mientras que su cifra de negocio neta creció un 55%, hasta 83.411 millones de dólares (56.000 millones de euros).

No obstante, la entidad indicó que sus provisiones por créditos fallidos en los nueve primeros meses del ejercicio alcanzó los 29.557 millones de dólares (19.845 millones de euros), un 84% más que en el mismo periodo de 2008.