El fabricante estadounidense de componentes para automóviles Johnson Controls obtuvo un beneficio neto de 366 millones de dólares (260 millones de euros al cambio actual) en su primer trimestre fiscal, comprendido entre octubre y diciembre de 2009, frente a unas pérdidas de 308 millones de dólares (218 millones de euros) en el mismo período del ejercicio anterior.