El comentarista de mercados de la cadena CNBC cree que al mercado todavía le queda mucho por mejorar y que está más cerca de la parte inferior que de la superior.

Cramer ha afirmado que si vuelve a haber otro día difícil en los mercados puede que “los jugadores de casas quieran deshacerse de sus grandes obras industriales”. Sin embargo, les comenta que “si no han vendido todavía, ya no se molesten”.

“El momento de rendirse ha pasado" ha dicho. "El momento de ser oportunistas estará pronto sobre nosotros."

El experto coge como ejemplo Caterpillar. La compañía informó de un gran trimestre con unas revisiones al alza. Cramer señala que “con la desaceleración mundial, junto con los malos datos de producción industrial conocidos ayer, Caterpillar ha sido una venta fácil”. No obstante, apunta que “la venta ha sido constante y ahora no es el momento de darse cuenta de que hay una desaceleración”.

Cramer compara Caterpillar con Procter & Gamble, que ha informado de un trimestre bastante malo, por debajo de las estimaciones. Sin embargo, parece indestructible según afirma el experto. Cree que se debe a que “estaba gastando mucho más en coste de commodities de lo que habían previsto”. Cramer considera que “podría estar cerca de su techo”.

De otros sectores donde podría conseguirse un buen golpe son “el aceite y en los fabricantes de maquinaria y la minería”. Pero, el experto advierte que “se está siendo emocional si vende aquí, es decir, siempre y cuando los fundamentales estén intactos”.

En otras palabras, Cramer no está sugiriendo mantener HP, RIM o Cisco ya que afirma que “esas empresas están rotas” pero sí mantendría en Caterpillar y Cummins porque ambas informaron de excelentes resultados a pesar de sus caídas en bolsa.