El Banco de Japón (BOJ) decidió hoy mantener los tipos de interés entre el 0 y el 0,1%.

Con esta medida se pretende contrarrestar los efectos negativos del actual escenario económico mundial, según la entidad.

A través de un comunicado, el BOJ dejó los tipos en el bajísimo nivel en que se encuentran desde hace un año a fin de estimular la economía nipona que se enfrentará a los efectos negativos de la desaceleración en las economías extranjeras y la apreciación del yen, así como a las inundaciones en Tailandia.