La firma Iure Abogados se personará en el concurso de acreedores de Martinsa-Fadesa en representación de los primeros acreedores adheridos al club de afectados que ha creado en cuanto el juez dicte el Auto que declara a la empresa en situación concursal. Iure informó hoy a través de su página web de que ha creado este club de afectados para asesorar y defender los derechos de acreedores y compradores en el concurso voluntario que presentó ayer la empresa ante el Juzgado de lo Mercantil de A Coruña. Aseguró que en cuanto comience el procedimiento es posible iniciar actuaciones por parte de los afectados, que contarán con un mes de plazo desde la publicación oficial (en el BOE y los diarios que ordene el juez) para reclamar sus créditos a Martinsa-Fadesa.