Itínere obtuvo un beneficio atribuido de 662,24 millones de euros durante el primer semestre del año, frente a los 3,67 millones del mismo periodo de 2008, como consecuencia de la venta de concesiones realizada por compañía tras quedar controlada por un fondo de inversión en infraestructuras de Citi.
El grupo de concesiones explicó que, por ello, los resultados no son comparables a 2008 ni reflejan la evolución real de la compañía, dado que, muestran los resultados de los activos vendidos y las plusvalías obtenidos de estas operaciones.
En cuanto a los datos operativos, también reflejan el menor número de concesiones en cartera. La cifra de negocio se redujo a la mitad (-50,1%) entre enero y junio, hasta situarse en 148,38 millones, en tanto que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 60,34 millones, un 53% inferior a un año antes.