El presidente de La Caixa, Isidro Fainé ha asegurado que la tasa de morosidad seguirá repuntando y pronostica que de media en Francia Italia y Alemania esté en el 5% mientras que en España esta tasa podría rondar el 2% hasta final de año. El directivo de la caja catalana ha recordado que “en la crisis de los noventa esta tasa se incrementó hasta el 8%”. Todavía hay márgen. Sin embargo, ha confirmado que el sector bancario español está preparado para afrontar elevadas coberturas genéricas, elevados intereses de solvencia, rentabilidad financiera y liquidez. Y ello “con un marco regulatorio modélico”. Fainé asume que “la subprime es un 18% de morosidad” y llama la atención sobre la situación que viven los mercados pues “no sólo se ha cumplido el que cuando Estados Unidos tose, Europa se constipa sino que además con los países europeos en pulmonía, el resto de economías está creciendo”. Y es que “estamos en un mundo global que ofrece oportunidades pero que añade riesgos y complejidad”. Fainé asegura que “todo el mundo se paraliza en cuanto al riesgo”, especialmente las entidades que se vuelven más conservadoras a la hora de facilitar líneas de crédito, y presume de saber “que había una desaceleración en los países occidentales”. Un frenazo que no sólo ha venido determinado por la crisis subprime sino que también se ha visto impulsado por el incremento de las materias primas y el petróleo, “causantes del rápido ajuste que estamos viviendo”. Y advierte de que quedan dos incógnitas. De un lado, la depreciación del dólar. Para Isidro Fainé “si el dólar se revalua con respecto al euro tendrá efectos inflacionistas porque el crudo nos costará más” Además estamos en una situación en la que todavía no hemos digerido todas las presiones inflacionistas. De otro lado, la insuficiente apreciación del yuan pues “hay que
especular a que el yuan va a subir para enfriar la economía china”-donde la inflación está cerca del 8%.Pero ¿hay recesión en EEUU o aterrizaje suave?
Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading
Fainé deja la incógnita sin resolver y dice que “ya veremos porque de momento los datos muestran crecimiento-suave- pero crecimiento positivo de la economía americana”. Su visión de la economía española no dista mucho de la europea aunque vaticina un crecimiento de entre el 1 -2% para este año y el que viene. Fainé reconoce que es un ajuste “con toda la ley”, que se acompaña de un ajuste inmobiliario y una crisis financiera. Para el director de La Caixa “el parón financiero puede durar un par de años pero el inmobilario algo más, a menos que los precios tengan una reducción importante”. Para Europa la tasa media de crecimiento la coloca en el 1,5%.Presencia internacionalLa visión de Fainé acerca de la internacionalización de La Caixa es simple: estamos en China porque la mayor parte de operaciones entre España y China pasan por la entidad y ¿por qué México? Porque el país “dará un gran salto económico en los próximos años y generará una gran clase media en la que habrá muchas oportunidades”. Es lo que le ha llevado a un proyecto financiero con el empresario mexicano Carlos Slim en una dualidad banco-teléfono y lo más importante es la idea de convivir juntos. La Caixa está presente en el país azteca a través de Inbursa mientras que en China opera mediante su acuerdo con BEA. Y añade que para esta expansión internacional ha sido necesario un vehículo que cotizara en bolsa:
Criteria Caixa Corp, en la que la caja controla el 75%. Fainé ha confirmado que la idea de Criteria “es la de ir comprando bancos y cada vez tener más peso en el sistema financiero”. Sin embargo, su idea es la de crecer con socios y con un grado de control relativo, y le parece que “cerca de un 20% es bueno”.Fainé admite son inversores de largo plazo, tienen presencia en Repsol y su intención es la de "permanecer y estar presentes en las utilities" pero sin prisa. Con la presencia de Slim "tenemos la intención de estudiar las oportunidades del país mexicano" pero no descarta ver otras oportunidades en América Latina. Eso sí, de forma ordenada. De hecho el Presidente de La Caixa ha confirmado que el modelo de negocio de Criteria “será la inversión en negocios comprensibles-luz, gas, telefóno- bien dirigidas, con recorrido y con diversificación”. Tratando de invertir prudentemente y “siempre que el valor de mercado esté por debajo del precio intrínseco de la empresa”. Además ha indicado que la entidad “garantizará un dividendo del 4,5%” pues “somos de mantener un diviendo generoso”.Haciendo referencia al Plan Estratégico 2007-2010, Fainé ha confirmado que espera que la entidad crezca hasta los 2.000 millones de euros en los próximos cuatro años “con un incremento del 25% en el beneficio recurrente” de la compañía.