La renta variable estadounidense vuelve a colocarse como una de las opciones predilectas de los analistas para invertir de cara a este segundo trimestre del año. Hasta este momento, la debilidad del dólar, el largo ciclo de subidas de alzas en los tipos de interés –17 consecutivas- y las valoraciones más altas con respecto a otros mercados persuadieron a los ahorradores de “colocar” sus inversiones en la economía más grande del mundo. Sin embargo, las tornas están cambiando y según Cormac Weldon, Responsable de renta variable de EE.UU, de la gestora de fondos británica Threadneedle, “es tiempo de reconsiderar la situación”.
Aunque la revalorización de sus índices –Dow Jones (8,72%), S&P 500 (7,29%) y Nasdaq (7,55%)- es similar a la que registran los principales indicadores europeos –salvo el Dax alemán que repunta casi un 19% en lo que va de año- en Estados Unidos existen, en estos momentos, razones de peso para que los inversores reconsideren sus posiciones, según explica el experto de Threadneedle. Para empezar –comenta Weldon- “el dólar ya se ha debilitado de manera considerable respecto a la mayoría de las divisas más importantes en los últimos tres años y ahora parece tener una posición en una base de igualdad de poder adquisitivo contra el euro y la libra esterlina”. Además, “tras 17 aumentos consecutivos de los tipos de interés por parte de la Fed, la preocupante inflación ha alcanzado el máximo y los tipos se han estabilizado, con lo que esperamos que la Reserva Federal los reduzca en algún momento de este año”, explica este experto. Compañías con valoraciones más atractivas Según explica la gestora británica, las valoraciones de las compañías estadounidenses “son ahora mucho más atractivas que hace algunos años tanto en términos absolutos como relativos”. Y es que, las ganancias de las empresas americanos han crecido el doble durante cuatro años consecutivos y mientras que el mercado de valores ha subido casi un 70% en valor dólar desde su caída en 2003, este aumento no ha logrado mantenerse al ritmo de la tasa de crecimiento de las ganancias ni al incremento de las valoraciones vistas en el resto del mundo. En consecuencia –explica Cormac Weldon, Responsable de renta variable de EE.UU, de Threadneedle- el ratio de ganancias de precio ha caído en ambos términos, absoluto y relativo, para la mayoría de los otros mercados de valores. Sin embargo, aún existen riesgos dentro del mercado americano, tales como que el crecimiento de las ganancias se ralentice aunque “esperamos que siga siendo positivo ya que tenemos otras razones para ser optimistas acerca del sector corporativo”, explica este experto. Dónde encontrar valor Aunque el crecimiento de las ganancias puede aflojar, “aún se puede encontrar ejemplos de compañías individuales en crecimiento con perspectivas fantásticas y muchas de estas firmas especulan con valoraciones fantásticas”, señala Weldon. Entre estas compañías, la gestora británica destaca DST Systems, proveedor de servicios de subcontratación para la industria de fondos de inversión. Esta compañía sólo ha perdido una cuenta en los últimos 30 años, tiene un registro ejemplar de crecimiento y ha devuelto casi el 50% de capitalización bursátil a sus accionistas esta década a través de la recompra de acciones.