El presidente de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco), Mariano Rabadán, dijo hoy que las posiciones cortas "no son buenas" para la bolsa y abogó por "prohibirlas de manera coyuntural" mientras dure la actual crisis económica y financiera. Rabadán señaló que este tipo de instrumentos financieros apuestan por la caída de los mercados y presionan a la baja al valor, por lo que su prohibición evitaría que se puedan dañar sectores "sensibles" como la banca. En el marco de unas jornadas organizadas por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), el presidente de Inverco recordó que países como Estados Unidos y el Reino Unido han optado por prohibirlas después de que provocasen el desplome de algunos bancos en bolsa.