Los inventarios de crudo en Estados Unidos aumentaron durante la semana que finalizó el 13 de marzo más de lo anticipado por el mercado, mientras que las existencias de gasolina subieron de manera inesperada, según datos publicados el miércoles por el Departamento de Energía de Estados Unidos.  Los inventarios de crudo se incrementaron en 2 millones de barriles a 353,3 millones de barriles, según reveló el informe semanal de la Administración de Información de Energía, organismo dependiente del Departamento de Energía.
La cifra se compara con la última proyección promedio de analistas encuestados por Dow Jones Newswires de un aumento de 1,1 millones de barriles.  Las existencias de gasolina crecieron en 3,2 millones de barriles a 215,7 millones de barriles, frente a las expectativas de analistas de una caída de 1,4 millones de barriles.

Los inventarios de derivados, que incluyen el combustible de calefacción y el diésel, aumentaron en 100.000 barriles a 145,5 millones de barriles. Los analistas esperaban un incremento de 700.000 barriles.

La capacidad de refinado cayó 0,6 puntos porcentuales al 82,1%. Analistas esperaban que la capacidad de refinación no registrara variación.