Oryzon se convirtió en una de las protagonistas de la semana pasada en bolsa, al experimentar subidas de más de un 50% en una sola sesión al conocerse que Solventis, le daba un potencial que le permitiría multiplicar su valor por cuatro veces.

El valor cotiza en estos momentos alrededor de 3 euros por acción, muy lejos todavía de lo que opinan los analistas que la cubren. Carlos Buesa, el fundador y Consejero Delegado (CEO) de la empresa comenta a Estrategias de Inversión que “Nos preocupa el valor de la acción. En estos días ha vuelto a recuperar valores habituales. Hemos visto que los analistas que cubren habitualmente el valor de la compañía siguen dando una valoración de tres a cuatro veces superior a la actual, lo que viene a respaldar la gestión y los avances científicos que se están produciendo con nuestras moléculas. Pero no se trata solo, de los últimos informes publicados en España, si no que agencias especializadas  como Edison o Bionap hacen una valoración similar y le dan el mismo recorrido a la acción. Estos tipos de informes los vienen realizando desde que Oryzon Genomics comenzó a cotizar, no son informes nuevos, aunque hayan podido pasar algo desapercibidos”.

Hace solo unos días, Luis Navía, el analista de InResearch que sigue la compañía volvía a mejorar su precio objetivo, esta vez desde 6,7 euros por acción hasta 8 euros por título, lo que implicaría un potencial de revalorización de más de un 260% desde los niveles actuales. “Tras los resultados correspondientes a los primeros nueve meses del año, hemos ajustado nuestra valoración en la compañía para recoger: el aumento de la probabilidad de éxito del ORY-2001 para el tratamiento de la esclerosis múltiple hasta el 20% tras la aprobación por parte de la Agencia Española del Medicamento del inicio de un estudio clínico de Fase IIA. También por  la nueva cifra de caja neta a finales de septiembre”, entre otros aspectos.

 

Valoración Oryzon

 

Recuerda Carlos Buesa que el valor de la empresa en bolsa es más bajo de lo que el propio sector está descontando. Señala que “el pasado abril cerramos una ampliación de capital, a la que acudieron inversores institucionales de primer nivel en el entorno biotecnológico que compraron ya con un descuento a 3,20, y en un momento en el que solo teníamos en desarrollo Ory-2001 que estaba en Fase I,  porque ORY-1001 en ese momento aún seguía licenciada a Roche. Esto fue un respaldo de inversores altamente especializados  a la estrategia definida por la compañía y una sanción del potencial de valor. Hoy ORY-2001 está en Fase II en un ensayo de Esclerosis múltiple y pronto lo estará en Alzheimer”, comenta el CEO de la biotecnológica.

En estos momentos, la compañía todavía cotiza un 30% por debajo de los niveles en los que comenzó el ejercicio.

 

Oryzon