Los ingreso de Renault SA en el conjunto de 2009 podrían caer entre un 17% y 18% respecto al volumen del año anterior por la caída de las ventas fuera de Europa, aunque la compañía francesa espera reducir un 18% sus costes fijos respecto a 2007, dijo el jueves el director operativo, Patrick Pelata. Pelata dijo a un grupo de medios que Renault prevé que el mercado del automóvil europeo se contraiga entre un 8% y un 10% en 2010 una vez que el Gobierno retire o disminuya las medidas que adoptó para impulsar las ventas.