ING ha decidido cerrar el área de renta variable de su banca mayorista para clientes institucionales en España, de acuerdo a su programa de reestructuración para adaptarse a la crisis, según informaron hoy a Europa Press en fuentes de ING Wholesale Banking. Este departamento de renta variable en España se suprimirá de forma paulatina y escalonada, operación que se desarrollará a lo largo de varios meses y acarreará la eliminación de los doce empleos que integran el equipo.
No obstante, este servicio de renta variable para inversores institucionales no se cierra a escala global, sino que el negocio que se llevaba a cabo en España se traslada a diversas ciudades: Amsterdam, Londres, Nueva York y Bruselas.

Además, la banca mayorista de ING en España continuará ofreciendo, entre otros, los servicios de banca corporativa a empresas, financiación para operaciones de compra y préstamos sindicados a compañías.

"Tal y como están los mercados, esta decisión de ING se inscribe en la reorganización que está llevando a cabo la entidad para adaptarse a las nuevas circunstancias derivadas de la crisis", explicaron desde el grupo ING.