Las ventas minoristas alemanas volvieron a caer acusadamente en junio, lo que significa que los hogares están reduciendo sus gastos a la vista de la incertidumbre económica y del deterioro de las perspectivas del mercado laboral. Las ventas minoristas en términos real cayeron en el sexto mes del año un 1,8% mensual y un 1,6% interanual, según datos de la oficina federal de estadísticas publicados el lunes.