Indra se desploma un 15% tras pasar el Estado al control de la compañía

Indra se desploma un 16,24% a primera hora de la mañana hasta marcar 8,46 euros, convirtiéndose con diferencia en el valor más penalizado de toda la Bolsa española. Con la brusca caída de hoy, el valor se pone en negativo en lo que va de año (-9%), situando la capitalización bursátil ligeramente por encima de los 1.500 millones de euros.
 
“La Junta de Accionistas celebrada ayer se resolvió con el cambio de control de la compañía”, explica Iván San Félix, analista financiero de Renta 4.  Una propuesta presentada por el fondo activista Amber (4,18%) fuera del orden del día se resolvió con el cese de cinco consejeros independientes. La ratificación de tres consejeros de la SEPI (25,2%) y el nombramiento de Jokin Aperribay en representación de SAPA (5%) le dan el control a la compañía, cuyo número de Consejeros se reduce de 13 a 10.

Entre otras medidas relevantes adoptadas, se permite al Consejo emitir en el plazo de 5 años instrumentos de renta fija no convertibles en acciones con el límite de 1.000 millones de euros y emitir instrumentos de renta fija convertibles en acciones sin límite temporal con el límite de 500 millones.

Ahora, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) podría obligar a la SEPI a lanzar una OPA por el 100% de la compañía alegando “acción concertada” entre varios accionistas liderados por la SEPI y apoyados por SAPA y Amber, cuya participación conjunta supera el 30%, según considera San Félix.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Para el experto de Renta 4, se trata de una “noticia muy negativa que confirma nuestra previsión desde hace varios meses de que el Estado finalmente pasaría a controlar la compañía”.

Desde el cese de Fernando Abril-Martorell en mayo 2021 varios directivos clave que contaban con un gran respaldo en el mercado han presentado su dimisión, recuerda el analista. “Con el cambio de control se abren muchas incertidumbres como la capacidad de gestión del nuevo equipo directivo, la idoneidad de realizar adquisiciones, la posible venta de Minsait, la respuesta del creciente número de inversores que cada vez le dan más importancia a los criterios ESG en sus decisiones de inversión y la posibilidad de que la CNMV obligue a la SEPI a lanzar una OPA por el 100% de la compañía”. 

Primer dividendo desde 2014

Por otro lado, Indra comunicó ayer jueves que abonará el 12 de julio un dividendo de 0,15 euros, el primero desde julio de 2014. Las acciones de Indra cotizarán con opción a dividendo hasta el 7 de julio, pasando a cotizar 'ex cupón' el día 8, según notificó a la CNMV al cierre de la sesión.

En total, la firma repartirá a sus accionistas 26,49 millones de euros, siendo la SEPI, con más de un 25% del capital, la principal receptora con 6,6 millones de euros. Entre los accionistas de la firma, figuran Fidelity (9,8%), SAPA Placencia (5%), Joseph Oughourlian (4,18%) y Norges Bank (3,6%).