La acción recupera posiciones con relativa contundencia después de establecer un nuevo mínimo anual en 11,22.
Movimiento que por el momento permite que el precio salve a cierre semanal el mínimo del año 2.006 que podemos identificar con la base de un amplio y duradero movimiento lateral.

La significatividad de estos niveles unida a la extrema sobreventa que alcanzan los osciladores técnicos con datos semanales (ver MACD en ventana central y estocástico en ventana inferior) aumentan la posibilidad de que el precio comience a estabilizarse. De esta manera no parece una opción alocada decantarse por una continuidad en el comportamiento lateral de los últimos años y decantarse por una compra en soportes buscando resistencias. Para estas posiciones el stop debería establecerse por debajo del mínimo anual, 11,22.

Indra en gráfico diario