El fabricante de gafas y material óptico Indo obtuvo unas pérdidas netas de 2 millones de euros en los nueve primeros meses de 2009, una cifra que supuso reducir en un 77,5% los 'números rojos' respecto al mismo periodo del año anterior, cuando perdió 8,9 millones, según informó hoy la compañía catalana.
La cifra de ventas consolidada se situó en los 71,6 millones hasta septiembre, un 22,8% menos. Indo atribuyó esta caída al descenso del consumo en España y en los mercados europeos y a la caída de la inversión en aperturas y planes de renovación de establecimientos ópticos. Con todo, señaló la desaceleración de la caída de las ventas, con 4,4 puntos menos que en el primer trimestre.

No obstante, Indo logró reducir pérdidas y mejorar su Ebitda --12,9 millones, frente a los 1,9 millones hasta septiembre de 2008-- gracias a la alianza estratégica firmada con el grupo japonés Hoya y que este año supondrá un impacto en las cuentas de Indo de 15 millones de euros --10 ya abonados y 5 que llegarán antes de fin de año--.

Asimismo, el resultado recoge los gastos de reestructuración asociados al ERE de 132 personas en España y al cierre ya anunciado de la actividad productiva en Portugal y Francia. Estos gastos ascendieron a 9,1 millones, frente a los 6,5 de los nuevos primeros meses de 2008.

Al cierre del trimestre, el balance reflejaba el resultado de la refinanciación firmada en julio, con un 75% de la deuda de la compañía fijada a largo plazo, mientras que en septiembre de 2008, este ratio era del 33%. Además, Indo redujo gastos por 9,5 millones.

El director financiero de la compañía, Xavier Tintoré, afirmó en rueda de prensa que Indo ya ha "hecho los deberes" como organización reduciendo estructura y costes, y que pese a la crisis, las previsiones apuntan a que la caída de las ventas se frenará los próximos meses.

Con todo, el presidente ejecutivo, Juan Casaponsa, recordó que todavía se debe llegar a la cifra de reducción de plantilla a medio plazo que se apuntó en el ERE de 132 personas, y que hablaba de un sobrante de 650 empleos. Además, fue más allá y habló de prescindir de la fabricación y externalizar esta actividad, ya que "el valor es el diseño".

Indo empezó 2009 con una plantilla de 1.510 personas, de las que 1.000 correspondían a España (que concentra el 70% de las ventas) y el resto al exterior (30% de la facturación). En septiembre, el personal ascendía a 1.265 personas, unas 800 en España y unas 400 en el extranjero.

DOS AÑOS DE REESTRUCTURACIÓN

Casaponsa no fijó un calendario para prescindir de la fabricación, pero expuso: "Nos llevará la dinámica de los mercados". El adjunto a presidencia, Antoni Olivella, habló de un periodo de unos dos años.

Indo cuenta con una fábrica de lentes en Tailandia y factorías de gafas en España y China. En el futuro, Tailandia desaparecerá, y se están estudiando alternativas para los centros de España y China. Actualmente, Indo ya compra a terceros un 25% de sus materiales base, y la evolución planteada avanza hacia una fabricación propia residual, en favor del diseño y la distribución.

En este último punto, Casaponsa explicó que Indo buscará la expansión internacional en la distribución de bienes de equipo, así como en distribución de gafas. La venta de gafas ampliará los países objetivo, con ejemplos clave como Estados Unidos, y ampliará los equipos comerciales propios.

Indo cuenta actualmente con filiales en Estados Unidos, Francia, Italia, Portugal, Marruecos, India y Chile y exporta sus productos a más de 80 países.