En el tercer trimestre, el gran consumo alcanzó un nuevo record desde que comenzó la recuperación. Sin embargo, la mejora de la situación económica de los españoles no se aprecia en las cotizaciones de Inditex y DIA, dos de las peores del Ibex 35 en lo que va de año pero también dos de los valores con mayor potencial.

Según los datos del informe Growrh Reporter elaborado por Nielsen, en el tercer trimestre del año el gran consumo subió en España un 4,2% en comparación con el mismo periodo del año anterior, lo que marca un nuevo récor desde que se inició la recuperación económica.

La mayor parte de la subida registrada entre julio y septiembre se debe a que los consumidores compraron un 2,5% más de productos, pero sobre todo a que los precios aumentaron un 1,7% respecto al tercer trimestre de 2016.

Y a pesar de esa mejora del consumo,Inditex y DIA siguen sufriendo en bolsa. Ambas se encuentran entre las cinco peores compañías del Ibex 35 en el acumulado del año, puestos que comparten con Siemens Gamesa, Técnicas Reunidas y Mediaset.

En concreto, Inditex pierde desde enero un 8,48%, hasta los 29,71 euros por acción.

El consenso de analistas de Reuters aconseja comprar los títulos de Inditex, con un precio de 35,27 euros, lo que le da a la compañía textil un potencial de subida del 19,4%. De las 37 casas que siguen a la matriz de Zara, 20 aconsejan comprar; 13, mantener y 4, vender.

Caso similar al de DIA, que cae un 14,88% desde que comenzó 2017, hasta los 3,96 euros. El consenso de Reuters remienda mantener las acciones de DIA, con un precio de 5,04 euros, lo que le da un potencial a la distribuidora del 27%. De los 27 analistas que siguen a DIA, 12 aconsejan comprar; 11 mantener y cinco, vender.

En el caso de Inditex, el descalabro bursátil se desencadenó con la presentación de sus resultados, cuentas que fueron inferiores a las esperadas por los analistas, a pesar de que en su primer semestre fiscal la textil obtuvo un beneficio neto de 1.366 millones de euros, lo que supone un aumento del 9% respecto al mismo periodo del año anterior.

El vía crucis bursátil de DIA comenzó precisamente cuando marco sus máximos anuales en 6 euros al cierre del 28 de julio tras avanzar un 25% en una sesión en la que se conoció la entrada en su accionariado del fondo Letterone Investments, propiedad del magnate ruso Mikhail Fridman, con hasta el 10% de las acciones de la compañía.

Y se agravó en octubre tras presentar unos resultados que no convencieron al mercado, al tiempo que revisó a la baja sus previsiones de ventas y ebitda para el conjunto del año, en un entorno de mayor competencia. En concreto, en los nueve primeros meses del año, DIA obtuvo un beneficio neto atribuido de 103,1 millones de euros, un 11,7% menos que en el mismo periodo del año anterior.

La situación de la cadena de supermercados se agrava por el acoso de los bajistas, que en las últimas dos semanas han subido hasta el 21,32% del capital desde el 21,04% anterior.

Con todo, los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión dan a Inditex una puntuación de 1 sobre 10, compañía que se encuentra en base bajista, con dicha tendencia tanto a medio como a largo plazo y una volatilidad decreciente en ambos periodos.

No mucho mejor es el aspecto técnico de DIA. Con una puntuación de 2 sobre 10, los indicadores de área premium de EI consideran que se encuentra en fase bajista, con la misma tendencia tanto a medio como a largo plazo y también con una volatilidad decreciente en ambos periodos.