El índice de precios a la importación en EE UU subieron un 0,2% en mayo. Este dato es mejor de lo previsto, ya que el mercado esperaba una caída del 0,7%.