Los propietarios de pequeñas empresas en Estados Unidos se volvieron aún más pesimistas en el último mes de 2009, lo que pone fin a un complicado año para sus compañías. Según una encuesta compilada por la Federación Nacional de Empresas Independientes, o NFIB por sus siglas en inglés, el índice que mide el nivel de optimismo de las pequeñas empresas, el Small Business Optimism Index, decreció en 0,3 de punto en diciembre a 88,0 puntos frente a noviembre. La NFIB destacó que el índice se ha ubicado por debajo de los 90 puntos durante 15 meses, lo que representa una señal de la gravedad de la actual crisis económica. El índice se sitúa siete puntos sobre la segunda lectura más baja del sondeo alcanzada en marzo. La lectura más baja fue 80,1, registrada en 1980.