Sobre plano abren los tres principales indicadores estadounidense en la última jornada de semana entre rumores, por cierto, de un posible aplazamiento para el acuerdo hasta mediados del año 2013. La bicefalia en las dos cámaras estadounidenses despita a los inversores que mantiene al S&P 500 por encima del soporte de 1.352 puntos, de momento. Entre los escasos datos de la jornada destaca la producción industrial, que cayó en octubre, a pesar de las expectativas del mercado. Y el dólar pierde enteros frente al euro ligeramente y sigue en el nivel de 1,2740 al cambio con la moneda única.  
 
La Casa Blanca podría intentar retrasar hasta mediados del próximo año el acuerdo entorno al conocido 'fiscal cliff'. Aún, así, los analistas consideran que se trata de un hecho normal dentro de la política estadounidense.  El presidente estadounidense, Barack Obama se enfrenta a su primer “cara a cara” a este respecto después de las elecciones a partir de las 16.30 horas. Pablo García, director general de Carax Alphavalue, asegura que "estas negociaciones son habituales, siempre intentan llegar hasta el final pero casi siempre se ponen de acuerdo por lo que es más un oportunismo político del partido republicano pero no creo que veamos llegar la sangre al río”, explica. 


Asimismo, el ex presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, ha declarado en Bloomberg que Estados Unidos no tiene por qué encabezar un nueva recesión, a pesar de la falta de acuerdo acerca de un techo de gasto cuando la deuda estadounidense va ya por los 16.200 billones de dólares. 

En el plano macroeconómico, la producción industrial en Estados Unidos bajó en octubre un 0,4% en comparación con septiembre, cuando había subido un 0,2%, dato este último corregido hoy dos décimas a la baja desde la estimación inicial. El dato ha sorprendido negativamente al mercado, ya que se esperaba una subida. Los analistas consultados por Bloomberg preveía un alza del 0,2%. La capacidad de utilización de las fábricas bajó en octubre hasta el 77,8% desde el 78,2% de septiembre. Los economistas esperaban una tasa del 78,3%.

Así, Wall Street abre indeciso manteniendo soportes. El Dow Jones recorta un 0,07% hasta los 12.553 puntos con la mirada puesta sobre Wal-Mart. El gigante de las compras se enfrenta a una huelga de sus trabajadores de cara al denominado 'viernes negro', precisamente "cuando más necesita a sus empleados", comentan los expertos. ¿Pasará factura a su cotización una posible falta de mano de obra? 

El tecnológico Nasdaq cede un 0,04% hasta los 2.835 puntos. En su caso y dada la ponderación del 4% que Apple representa sobre el selectivo, los inversores se preguntan si "será capaz de recuperarse el mercado" sin el gigante de la manzana. Dell se está dando un batacazo espectacular del 4%, mientras que HP pierde un 1,4%, seguido de Verizon y de AT&T dentro del mercado estadounidense. 

El S&P 500, por su parte, mantiene el soporte comentado ayer por José Luis Cava, analista de la Zona Premium, y se coloca en los 1.353 puntos con un repunte, por decir algo, del 0,01%.