Fuerte repunte la semana pasada del euro respecto al dólar defendiendo con contundencia el soporte de los 1,2800 tras unas actas de la última reunión de la FED poco esclarecedoras, el mensaje de Bernanke subrayó que las perspectivas de política monetaria se mantendrán laxas por mucho tiempo, favoreciendo recortes en las rentabilidades de la deuda y la depreciación del dólar. Ayer Bernanke, más dovish de lo habitual, volvió a indicar que la reducción del estímulo no está cercana, si bien hay un punto mixto difícil de interpretar por los mercados y que está creando confusión.



El boceto en política monetaria de los dos grandes bancos centrales aparentemente esta escrito – posibilidad de rebaja de tipos en Europa y retirada de estímulos en EEUU – pero atentos, porque el precio por el momento descuenta un euro alcista durante este tercer trimestre, especialmente después de haber retomado los niveles de 1,32. Venimos comentando que los bajos niveles de volatilidad actuales en el cruce eurusd los asociamos a estabilidad, en el sentido de que se han capitalizado fuertes posiciones compradoras de largo plazo en euros, especialmente desde que la moneda única defendió el importante soporte de los 1,20 hace un año.

A pesar de los problemas de crecimiento y deuda seguimos viendo al euro como una divisa segura, la cuestión es que como puede afectar a la evolución del cruce la futura política de estímulos a ambos lados del atlántico. Cabe recordar que a la moneda única le sientan bien los buenos datos de empleo y la mejora de perspectiva económica en EEUU debido a que la UE tiene un fuerte superávit comercial con el país norteamericano, siendo su primer socio comercial en esta partida.

Por otra parte, el petróleo sigue apuntando al alza en medio plazo y siendo incompatibles repuntes en el oro negro con la apreciación del dólar hasta niveles de 1,25, como se está comentando. Basta con observar la estructura del precio del “oro negro” en largo plazo para saber que estamos en fase ascendente. La política monetaria sobre el papel expresa una cosa, pero el análisis del precio y variables correlacionadas nos dicen lo contrario y, por el momento, parece difícil que en euro pierda en fuerte capitalización los soportes de 1,2800 y 1,2950.



Comentamos la semana pasada que a partir de los 1,3200 el cruce se daba la vuelta, con lo cual, la inercia durante este verano es alcista. Observamos desde la plataforma ProRealTime de Interdin.com como el euro defiende además del soporte en 1,28 la pauta de consolidación de la que tanto hemos hablado en la zona de 1,2950. Tenemos ademas al precio por encima de la MM simple de 20 sesiones recuperando la tendencia.

Os dejamos también la gráfica del petróleo con la inercia alcista de precio comentada. El breakout de la pauta triangular ha sido bastante violento y el crudo enfila los niveles de 110 dólares por barril.