La cadena de jugueterías española  ha alcanzado un principio de acuerdo para reestructurar su deuda. En un comunicado al MAB ha afirmado que la refinanciación incluirá la inyección de nuevos recursos en forma de crédito Puente.

El grupo espera que “se pueda solventar la situación actual de la sociedad y afrontar el futuro y los planes de negocio de la compañía".

También ha afirmado que este principio de acuerdo permitirá que un grupo de inversores liderados por el empresario mexicano Xavier López Ancona, Gevork Sarkisyan y Federico Carrillo - aporte financiación puente por importe de 4,5 millones de euros para que la empresa pueda seguir con su operativa mientras continúa negociando su reestructuración.

El grupo ha afirmado que si logra reestructurar su deuda el préstamo puente será capitalizado mediante una ampliación de capital. En caso contrario, deberá pagarlo en un plazo de seis meses. En total, los inversores han comprometido una inversión total de 8,5 millones de euros, lo que Imaginarium dijo que representaría alrededor del 90 por ciento del capital social.

La sociedad ha afirmado que el nuevo acuerdo preliminar sobre su refinanciación fue consensuado con todas las entidades que forman el sindicato de bancos - lo que supone más del 75 por ciento de su deuda bancaria - y sienta las bases para reestructurar su pasivo, algo que espera cerrar durante el mes de septiembre.

El preacuerdo contempla que el grupo no supere los 10,5 millones de deuda (4,5 millones de deuda senior y 6 millones de deuda junior), con un calendario de amortización acorde a la generación de caja y con carencia de dos años, entre otras condiciones.