Carl Icahn ofreció comprar la totalidad de las acciones en circulación de Lions Gate Entertainment que no posee en la actualidad luego que los ejecutivos de la productora de películas y televisión se opusieran a su oferta pública previa. Lions Gate pidió la semana pasada a sus accionistas rechazar una oferta pública de Icahn por 13,2 millones de sus acciones, tras calificar la propuesta de "financieramente inadecuada y coercitiva". La empresa agregó en aquel momento que el precio de la oferta era "un esfuerzo por adquirir el control de Lions Gate sin pagar una prima de control". La oferta modificada está sujeta a que Icahn obtenga una participación de control de al menos el 50,1% de la compañía y a que se desactiven las provisiones para impedir una adquisición hostil.