Iberia transportó en los siete primeros meses del año un total de 12,1 millones de pasajeros, lo que supone un descenso del 12,2% en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior, según los datos difundidos hoy por la Asociación de Aerolíneas Europeas (AEA).  La compañía presidida por Antonio Vázquezaplicó un recorte del 6% en la capacidad, con el que sin embargo no compensó el descenso del 6,6% de la demanda. Así, en los siete primeros meses Iberia registró un descenso de 0,5 puntos porcentuales del factor de ocupación, que se situó en el 79,8%.