Sin problemas financieros. Así parece que encarar Iberdrola los próximos años después de anunciar que cuenta con una liquidez de 9.400 millones de euros al cierre del primes semestre del año. De este modo, la compañía que preside Ignacio Sánchez Galán tiene cubiertas sus necesidades financieras hasta mediados de 2012.
Pese a la crisis económica, Iberdrola ha captado más de 11.000 millones de euros en los dos últimos años en el mercado de deuda. Y es que la compañía consiguió el pasado mes de julio cerrar en tiempo 'récord' un crédito 'revolving' con un sindicato de entidades de crédito nacionales y extranjeras a un plazo de cinco años y por un importe global de 2.000 millones de euros, en su última operación para captar liquidez en el mercado.

Además, el pasado mes de marzo también cerró una colocación pública de bonos en el Euromercado por 500 millones a un plazo de 10 años destinada a diversificar las fuentes de financiación y a incrementar el porcentaje de deuda en el mercado de capitales, que representa más del 70% del total de la deuda del grupo.