Iberdrola Renovables ha cerrado los nueve primeros meses del año con un beneficio de 167,6 millones de euros, cifra que supone un descenso del 27,4% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior y está por debajo de las estimaciones de los expertos consultados por Reuters, que esperaban 173 millones. El resultado de explotación antes de amortizaciones (ebitda) ha subido un 6%, hasta 813,7 millones, también menos del consenso de los analistas consultados por Reuters (820 millones).