A falta de tres días para la fijación del precio definitivo de las acciones en todos los tramos, la filial de Iberdrola ya habría cubierto prácticamente todo el internacional, según informaron fuentes del mercado. Dado que el grueso de la colocación -el 65%- corresponde a este tramo, las entidades coordinadoras, entre las que se encuentra BBVA, consideran un "éxito indiscutible" que ya se haya cubierto en un 75%.
A la luz de estos datos, se puede afirmar que el tramo institucional en su conjunto está ya sobrecubierto, después de que la demanda del tramo español para inversores cualificados, a los que se reservó un 15% de la oferta, se haya sobresuscrito en 3,3 veces. Iberdrola Renovables tiene la posibilidad de reasignar los tramos, pero trabaja con la hipótesis de que internacional logrará un 100% de suscripción, teniendo en cuenta que en todas las salidas a bolsa de los últimos años el institucional siempre se cubre en las últimas 48 horas. Un portavoz oficial de Iberdrola consultado por Europa Press no quiso pronunciarse al respecto, pero sí resaltó la "magnífica" acogida que está teniendo entre los inversores la salida a bolsa de la compañía. La empresa está haciendo un especial esfuerzo en los últimos días en explicar a la comunidad financiera internacional las bondades de la operación. Tiene a tres equipos desplazados en el road show para llegar a todas las plazas y convencer a los fondos de la oportunidad de invertir en la filial de Renovables. El precio, un factor decisivo En estos encuentros entra en juego la presión de algunos fondos internacionales para que la compañía sitúe el precio definitivo en la parte media-baja de la horquilla establecida en el folleto, que va de 5,3 a 7 euros. El pasado lunes, la compañía y las entidades coordinadoras globales de su ops (Credit Suisse, JP Morgan, Merrill Lynch y Morgan Stanley) fijaron en 7 euros el precio máximo del tramo minorista de la oferta. Este precio supondría valorar el 100% de la compañía de renovables en 29.568 millones de euros, una capitalización que la colocaría como la séptima mayor compañía del mercado español. La fijación del precio definitivo de las acciones en todos los tramos tendrá lugar el próximo 11 de diciembre. También el lunes la compañía comunicó que la demanda registrada en el tramo minorista y para empleados, a los que se reservó el 20% de la oferta, asciende a 3,2 veces el número de acciones inicialmente asignadas al citado tramo, teniendo en cuenta el precio medio de la banda de precios indicativa y no vinculante. Pese a haber quedado cerrado el precio de la acción para los minoristas, los inversiones aún disponen de plazo hasta el viernes para realizar sus mandatos, aunque las órdenes que den ya no serán revocables ni tendrán ventajas relacionadas con el prorrateo. La colocación del 20% de Iberdrola Renovables culminará el 13 de diciembre con el inicio de cotización de los títulos. A los inversores minoristas se les permite realizar peticiones por entre 1.500 y 60.000 euros, salvo a los incluidos en el subtramo para empleados, a los que se les concede la posibilidad de hacer mandatos por entre 500 y 20.000 euros. Al tramo español para inversores cualificados se podrán dedicar peticiones de al menos 60.000 euros, mientras que el tramo internacional, dedicado a inversores institucionales o cualificados no residentes en España, recoge compras superiores a 60.000 euros. La mayor oferta industrial La oferta, compuesta por 844,8 millones de títulos, será la mayor a nivel industrial en todo el mundo de este año, si sale según lo previsto. El proceso de mandatos de suscripción comenzó a finales de noviembre y los precios definitivos de los tramos segundo y tercero no se conocerán hasta el 11 de diciembre. El número de acciones inicialmente ofertado representa el 18,18% del capital social de Iberdrola Renovables, mientras que el resto de la ops hasta el 20% corresponde al ejercicio del green shoe, destinado a los bancos colocadores. En el folleto se indica que los ingresos obtenidos se destinarán a reducir el endeudamiento de la sociedad con Iberdrola, y que la finalidad última será financiar el plan de expansión en el que se encuentra inmersa la compañía. Junto a esto, la oferta tiene como cometido ampliar la base accionarial de la empresa, facilitar su acceso a los mercados de capitales y potenciar el prestigio, la transparencia y la imagen de marca de la filial de renovables. Iberdrola Renovables se presenta en la oferta como una empresa con unos activos totales por valor de 5.434 millones de euros, y con una potencia instalada de 7.342 megavatios (MW), a la que se añaden una cartera de proyectos de 41.266 MW. El endeudamiento neto asciende a 3.755 millones.