Iberdrola Renovables obtuvo un beneficio neto de 148,5 millones de euros en los seis primeros meses del año, un 23,53% menos que los 194,2 millones de euros del mismo periodo de 2008, informó hoy a la CNMV. El resultado bruto de explotación (Ebitda) ascendió a 581,6 millones de euros hasta junio, un 6% más que los 548,8 millones de euros del mismo periodo de hace un año.
berdrola Renovables obtuvo un beneficio de 148,5 millones de euros en el primer semestre del año, un 23,5% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, debido a la caída de los precios y de la demanda de energía en España. Los ingresos aumentaron un 1,1%, hasta 947 millones, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 581 millones, un 6% más que en el primer semestre del año pasado.

La capacidad plenamente operativa del grupo aumentó en 2.239 megavatios (MW) con respecto al mismo periodo del año anterior, o un 30%, hasta los 9.625 MW, mientras que la capacidad instalada se situó en 10.003 MW, un 25% más que en el primer semestre de 2008.

El margen bruto de la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán aumentó un 9,5%, hasta 828 millones, y el beneficio bruto (Ebit) se redujo un 13,8%, hasta 288,8 millones. El flujo de caja aumentó a un ritmo del 7%.

Iberdrola Renovables dice contar con solidez financiera suficiente para acumular recursos propios de 11.200 millones, lo que le permitirá alcanzar 12.500 MW de potencia instalada a finales de 2010 y convertir Estados Unidos en su principal región de crecimiento.

La compañía, que espera lograr hasta 500 millones de dólares (350 millones de euros) en ayudas en Estados Unidos, asegura que la buena marcha del negocio internacional permitió compensar la caída de la actividad en España. De hecho, en Estados Unidos el Ebitda del negocio eólico aumentó un 74,3%, mientras que Reino Unido lo hizo a un ritmo del 65,3%.

La producción se situó en 10.585 millones de kilovatios hora (kWh), después de aumentar en más de 2.000 millones de kWh en los últimos doce meses. El grupo mantiene sus objetivos de mejora de la eficiencia y dice haber logrado reducir en un 8,2% los costes unitarios.

Por otro lado, la deuda financiera al cierre del primer semestre se situó en 4.069 millones de euros, al tiempo que el apalancamiento del grupo alcanzó el 26,5%, uno de los más bajos del sector.

EXPANSIÓN EN ESTADOS UNIDOS

La filial de renovables de Iberdrola cuenta ya con un 48% de su capacidad instalada fuera de España y, durante el primer semestre del año, convirtió a Estados Unidos en el país con más actividad, al desarrollar 228 MW.

Esta cifra supera los 204 MW de España y los 125 MW de Reino Unido, y supone más de una tercera parte de los 701 MW instalados durante el primer semestre del año. La empresa dice que el "clima político y regulatorio" estadounidense favorece esta estrategia.

Como parte de la Ley de Estímulo de la Economía, el Gobierno nortemaericano proporcionará ayudas en efectivo para promover proyectos de energías renovables. Los nuevos ITC (Investment Tax Credits) suponen una ayuda directa sobre el 30% de la inversión realizada en cada instalación de energías renovables. CARTERA DE PROYECTOS.

La cartera de proyectos de Iberdrola Renovables se situaba en 56.600 MW al cierre del primer semestre, tras aumentar en 2.500 MW en doce meses. De esta cartera, el 42% de los proyectos se encuentra en Estados Unidos, el 25% en España, el 9% en Reino Unido y el 24% en el resto del mundo.

Iberdrola Renovables está presente en 23 países y, desde 2001, ha invertido 9.850 millones de euros en su expansión, lo que la convierte en el mayor inversor en energías renovables del mundo.