Iberdrola ha dicho que invertirá los 2.000 millones de dólares que consiguió el martes en una emisión de bonos en seguir creciendo en Estados Unidos.
La compañía es en la actualidad la segunda mayor operadora de parques eólicos en Estados Unidos, después de NextEra Energy, filial de la compañía FPL Group Inc., con sede en Florida. Iberdrola destinará el dinero recaudado a construir más parques eólicos en Estados Unidos, el mayor mercado del mundo para el sector eólico.

El anuncio parece diseñado para mitigar las críticas de los congresistas republicanos y de los comentaristas conservadores acerca del importe de dinero que Iberdrola va a recibir del gobierno estadounidense a través del programa federal de subsidios a obras de energías renovables. Cuando el gobierno federal repartió 502 millones de dólares en efectivo en ayudas la semana pasada, Iberdrola recibió 294 millones dólares para proyectos en Oregón, Texas, Pensilvanis y Minesota.

"El capital americano, apoyado por los planes del gobierno, está siendo invertido en América y está creando riqueza y puestos de trabajo en el país gracias a Iberdrola", dijo el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán en un vídeo publicado en la página web de la compañía.

De acuerdo con un comunicado enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Iberdrola vendió dos tramos de bonos: bonos a 5 años a un tipo de interés del 3,8% y bonos a 10 años a un tipo de interés de 5%. Iberdrola dijo que Citigroup fue la entidad coordinadora y los bancos colocadores fueron Barclays Capital, Bank of America-Merrill Lynch y Goldman Sachs.