Iberdrola podría vender su participación del 9,5% en EDP, hasta ahora considerada "en el frigorífico" por parte de los directivos de la compañía, y su red de transporte de electricidad en Reino Unido, valorada en cerca de 1.000 millones, según un informe de UBS. El banco indica que la venta del 10% de Gamesa y la reciente ampliación de capital, así como la previsible colocación de 2.600 millones de déficit de tarifa financiados por la eléctrica permitirán a Iberdrola reducir hasta 26.000 millones su deuda a fin de año.