Iberdrola no prevé realizar una ampliación de capital para obtener fondos de sus accionistas, dijo el miércoles su presidente, Ignacio Sánchez Galán. "La liquidez del grupo es 9.000 millones de euros, lo que cubre necesidades financieras en los dos próximos años... Tenemos suficiente", dijo Sánchez Galán en una rueda de prensa previa a la junta general de accionistas que la eléctrica celebrará el próximo viernes en Bilbao. Iberdrola contempla unas inversiones de 4.200 millones de euros en 2009, y su plan estratégico prevé alcanzar un beneficio neto de 3.500 millones de euros en 2010.
"Estamos en un entorno suficientemente volátil como para planificar a dos años vista qué va a ocurrir con materias primas, demanda, tipos de interés. Si hay causas externas, que afecten a la previsión, las veremos en su momento", apuntó Sánchez Galán. La primera eléctrica española no prevé elevar su participación del 9,5% en Energías de Portugal SA (EDP.LB) ni modificar su estrategia en el país vecino.

"La participación en EDP es una participación financiera histórica desde finales de los 90... la participación sigue en el congelador pero colaboramos estrechamente. Nuestro esquema es seguir como participación financiera", añadió Sánchez Galán.