Iberdrola ha lanzado una operación de intercambio de bonos por 750 millones de euros en los que ofrece a los actuales propietarios de bonos con vencimiento a 2011 y a 2013 cambiarlos por unos nuevos con plazo a 2020.
En concreto, la eléctrica ofrece a los titulares de las obligaciones pertenecientes a las emisiones de 1.450 millones de euros, cupón 6,375%, con vencimiento en 2011 y por importe de 1.000 millones de euros, cupón de 5,125%, con vencimiento en 2013 su permuta por nuevas obligaciones del mismo valor conjunto, cupón del 4,125%, y con vencimiento en 2020.

Las nuevas obligaciones a emitir al amparo de la oferta de permuta se consolidarán y serán fungibles, formando una misma serie, con las obligaciones ya emitidas por el emisor por importe de 500 millones de euros con cupón del 4,125% anual y vencimiento en 2020.

La oferta, que se extenderá durante los próximos siete días (hasta el 9 de septiembre), se estructura como una recompra y posterior intercambio de bonos realizada entre los inversores y cinco entidades asesoras, entre las que se encuentra BNP Paribas, que actúa como banco principal