Iberdrola Distribución invirtió 537 millones de euros en la mejora de su red de distribución y a la progresiva implantación de las redes eléctricas inteligentes en España durante el año 2016, un 8% más que en el ejercicio anterior.

De estos 537 millones de euros invertidos en España durante el pasado ejercicio, 128 millones han ido destinados al proyecto STAR (Sistema de Telegestión y Automatización de la Red), la  iniciativa de Iberdrola que complementa la obligación legal del cambio de contadores, según informó en una ntoa de prensa la compañía.

A la sustitución de contadores analógicos por digitales -con un potencia igual o inferior a 15 kilovatios y que en el caso de Iberdrola asciende a 10,6 millones de equipos-, la compañía ha dedicado cerca de 100 millones de euros durante 2016, superando hasta la fecha la cifra de 9,5 millones de contadores digitales, el 90% de su parque de contadores en España.

Además, Iberdrola ha destinado 124 millones de euros a la construcción y puesta en servicio de nuevas infraestructuras de distribución eléctrica, principalmente subestaciones, líneas eléctricas de muy alta, alta, media y baja tensión -tanto aéreas como subterráneas-, y centros de transformación.

Asimismo, la empresa ha invertido 145 millones de euros en la renovación de instalaciones, así como otros 40 millones en la mejora de la red de comunicaciones y desarrollos informáticos.

En el periodo comprendido entre 2013 y 2016 Iberdrola ha destinado a su red de distribución en España una inversión cercana a los 2.000 millones de euros.