Iberdrola, la primera eléctrica por capitalización bursátil, prevé invertir 24.200 millones de euros en el periodo 2008-2010, el 73,5% para desarrollar el crecimiento orgánico del grupo y el resto para adquirir la estadounidense Energy East. Según la presentación del Plan Estratégico 2008-2010 remitida hoy por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), las inversiones orgánicas, que ascenderán a 17.800 millones de euros, se destinarán mayoritariamente al área internacional, principalmente EEUU y Canadá, que acapararán el 35%, y Reino Unido, que recibirá el 24% el total. Gracias a la nueva estrategia y a las inversiones previstas, la compañía espera lograr un beneficio neto en 2010 por encima de los 3.500 millones de euros, lo que supone multiplicar por 2,1 los 1.660 millones obtenidos en 2006.