Iberdrola, la segunda eléctrica española, solicitará previsiblemente mañana al supervisor bursátil estadounidense, la SEC, la exclusión de cotización de sus acciones en la bolsa de EEUU. La eléctrica considera que cumplir las normas de la SEC es "excesivamente oneroso" para las ventajas que le aporta y destaca que, en cualquier caso, los titulares de acciones continuarán protegidos, ya que Iberdrola seguirá cotizando en los mercados de valores españoles.