Iberdrola ha puesto en marcha un nuevo proyecto en la planta de carbón de Velilla del Río Carrión (Palencia) para determinar las posibilidades que ofrece el uso la biomasa en la combustión de centrales térmicas de carbón. Iberdrola realizará pruebas reales de co-combustión, un proceso que permite a las centrales de carbón utilizar biomasa como combustible, en el grupo 2 de esta planta que tiene una potencia instalada de 350 megavatios y consume fundamentalmente carbón nacional. El nuevo proyecto forma parte de un convenio de colaboración en el que están el Ministerio de Medio Ambiente, la Consejería de Medio Ambiente de Castilla y León y el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE).