Hess ha registrado una ganancia neta de 900 millones de dólares, o 2,76 dólares por acción, durante el segundo trimestre, un incremento del 62% frente al beneficio de 557 millones, o 1,75 por acción, del mismo período del año anterior. Los resultados del período de hace un año fueron afectados por una paralización de 30 días en las refinerías de la empresa. La empresa, que se dedica a la producción, refinación y distribución al por menor de petróleo y sus derivados ha informado que los ingresos sumaron 11.740 millones en los tres meses, un incremento del 56% frente a un año atrás.