“La renta fija no tiene valor”. “En este momento de políticas monetarias expansivas no vale la pena exponerse a los bonos soberanos ni al crédito”. Dos afirmaciones que han acompañado al mundo de las inversiones en los últimos tiempos de bajos tipos de interés, pero que la gestora Buy and Hold ha desterrado en este arranque de año con las rentabilidades de sus fondos.

La firma que dirigen Julián Pascual, Rafael Valera y Antonio Aspas dispone de tres fondos de inversión, nueve sicavs y un plan de pensiones. El fondo B&H Renta Fija consigue en lo que va de año una retorno del 2,41%, mientras que su vehículo llamado B&H Acciones Europa, de renta variable, cayó un 2,66% a cierre de la semana pasada, según los datos recogidos por la propia gestora. Su vehículo de renta fija le saca cinco punto porcentuales al de acciones y se impone a la mayor parte de la industria: el 90% de los vehículos de renta fija comercializados en España están en pérdidas.

Algo que desde Buy and Hold restan importancia por su propia filosofía de inversión. “No nos imaginábamos que la renta fija iba a funcionar tan bien, pero es algo que nos distingue de otros gestores ‘value’, ya que vemos valor en la renta fija mientras otros sólo apuestan por las acciones. Sobre todo buscamos tranquilidad, llegar sin sobresaltos en el largo plazo, a 2028 por ejemplo”, apunta el consejero delegado Rafael Valera en un encuentro con medios de comunicación.

La fórmula del fondo B&H Renta Fija, que acumula una rentabilidad del 2,1% desde su lanzamiento en octubre, es la selección de activos. Entre sus mayores posiciones se encuentran con un 5,9% de peso en la cartera los bonos de la petrolera brasileña Petrobras y la constructora Acciona, la compañía de transporte de petróleo a través de barcos Teekay con un 5,8%, mientras que la deuda de Cajamar tiene un peso ponderado del 5,7% y los bonos de Pemex, la estatal mexicana de petróleo y gas natural, con un 5,4%. El 96% de la cartera está en euros y sólo un 4% en libras esterlinas.

 

 

Con un patrimonio cercano a los cuatro millones de euros, y una duración de la cartera después de coberturas “próxima a cero”, según comenta la propia gestora. “Intentamos que las compañías a las que estamos prestando dinero a través de sus bonos, vayan mejorando su calidad crediticia”, recoge su folleto informativo de febrero. La TIR (Tasa Interna de Retorno) de la cartera es del 4,8%.

Entre los últimos movimientos realizados por el gestor Antonio Aspas destaca la venta de los bonos subordinados y CoCos (bonos contingentes convertibles) de bancos de gran capitalización, ya que según apuntan “los precios han subido en exceso”. Sin embargo, han incrementado posiciones a los bonos de Cajamar, la mayor caja rural española, que pagan rentabilidades superiores al 7,5%. “Los resultados trimestrales muestran un saneamiento de su balance y una disminución trimestre a trimestre de los activos problemáticos”, indican. Además también destaca la compra de bonos de la constructora gallega Copasa, que tienen un retorno superior al 9%, y la portuguesa Mota Engil, con una rentabilidad superior al 4,5%.

En deuda gubernamental, un 5% de la cartera está invertida en bonos de la Generalitat de Cataluña. "Le ganamos un 20% desde que entramos en octubre cuando sólo se veía niebla sobre Cataluña, pero nosotros lo veíamos despejado. Aunque sea muy rentable, no vamos a incrementar más posiciones en este tipo de deuda", explica Valera. Tras su entrada en octubre, volvieron a adquirir deuda catalana en diciembre a niveles del 5%.

Siemens Gamesa, CIE, IAG y Unicaja, sus apuestas en bolsa

Más allá de la renta fija, el fondo B&H Acciones Europa tiene entre sus principales posiciones a Cie Automotive con un peso en la cartera del 3,9%, IAG pondera un 3,6%, Unicaja un 3,5%, Facebook un 3,5% y la británica Petrofac un 3,3%. El vehículo de inversión que gestiona Julián Pascual retrocedió un 1,88% en febrero frente a una caída del 4,72% en el Euro Stoxx 50 o del 5,85% en el Ibex 35, según justifican desde la firma.

En cuanto a su posición en IAG comentan que “es un sector que tradicionalmente no lo ha hecho bien en el parqué, aunque se ha ido concentrando, han ido desapareciendo compañías como Alitalia o Air Berlin y además los precios han convergido entre las aerolíneas de bajo coste como Ryanair o EasyJet y las tradicionales como IAG”, explica Julián Pascual, al tiempo que señala que el holding propiedad de Iberia o British Airways se encuentra ahora mismo “barato”. De hecho, es el valor del Ibex con el PER (ratio precio-beneficio) más bajo en 6,2 veces, por delante de ArcelorMittal, BBVA y Mapfre que lo mantienen por debajo de 10 veces.

En el fondo mixto flexible B&H Flexible consigue una rentabilidad en lo que va de año del 0,25% y desde su lanzamiento un 0,1%, mientras que índice de referencia cae un 2,1%. La exposición a bolsa que mantiene el fondo es del 45%, y los gestores no tienen intención de incrementarla. Entre sus apuestas tras las correcciones de febrero destacan la compra de Siemens Gamesa y Vestas, ambas fabricantes de aerogeneradores eólicos, que corrigieron cerca de un 50% en el tramo final de 2017, la gestora de fondos italiana Azimut y la agencia de publicidad francesa Publicis.

 

 

La gestora ‘value’ valenciana indica que uno de los argumentos para entrar en el sector eólico es la concentración que se está produciendo, con una cuota de mercado del 65% entre los cinco grandes grupos: el danés Vestas, el estadounidense General Electric, el chino Goldwind, Siemens Gamesa y la alemana Enercon, lo que produce menor competencia en precios en un sector al que ven potencial para seguir creciendo. “La energía eólica representa cerca del 4% de la producción, pero en los próximos 20 años representará entre el 15 y el 20% de la generación de energía, ya que por costes ya compite de igual a igual con el carbón, la fuente de energía más barata”, arguye Pascual.

Azimut, por su parte, la ven como una oportunidad por sus retornos sobre el capital invertido, dividendo de doble dígito y fuerte crecimiento orgánico además de compras en países emergentes, donde puede crecer a doble dígito en los próximos años. “Dominan como nadie el canal de distribución, consiguen una media de comisiones de cerca del 2% y la mitad lo destinan a sus agentes de ventas. Se han expandido fuera de Italia a lugares como Brasil, Miami o Mónaco”, comentan.