El euro-dólar ha roto la parte alta del rango en el que se movía, por lo que la continuación de las subidas es la opción más problable, según Renta 4.

"Tras hacer un rango entre 1,30 y 1,35 durante algunas semanas, el precio rompe al alza la parte alta de dicho rango. Tanto la proyección alcista de dicho rango como la ausencia de resistencias hasta 1,427, facilitan las alzas en las próximas sesiones", consideran los expertos de Renta 4, si bien, "las correcciones tendrían primer nivel de referencia de soporte en 1,343 dólares".

Con este panorama, Renta 4 cree que se deben mantener las posiciones en el par de divisas.