El primer ministro japonés, Yukio Hatoyama, recordó el martes al Banco de Japón que debe trabajar de cerca con el Gobierno para hacer frente al pertinaz problema de la deflación que amenaza con impedir la recuperación económica del país.  Hatoyama señaló que la economía de Japón se está recuperando de su peor recesión tras la Segunda Guerra Mundial, pero la tasa de desempleo sigue en un nivel alto. "Creo que la economía todavía se encuentra en mal estado", apuntó.