Haití pedirá al mundo 4.000 millones de dólares (unos 2.730 millones de euros) para ayudar a la reconstrucción y modernización del país tras el terremoto que destruyó la capital de la nación caribeña y que se cobró 300.000 vidas.

Unos 120 países, organizaciones internacionales y grupos de ayuda se reúnen hoy en la sede de Naciones Unidas en Nueva York para prometer apoyar el plan de recuperación gubernamental, que incluye la descentralización de la economía para crear puestos de trabajo y riqueza fuera de Puerto Príncipe, capital en la que viven unos cuatro millones de personas.